Desde que tienen recuerdo, Catalina Virasoro siempre estuvo rodeada de telas, hilos, bordados, revistas de moda y soñando con algún día crear vestidos únicos. A los 24 años se recibió como Diseñadora de Indumentaria en la U.B.A, más tarde estudió en St. Martin's University de Londres y trabajó como diseñadora en Barcelona. A su regreso fundó Catalina V, con el objetivo de plasmar todos esos años de aprendizaje en su mayor pasión, los vestidos de novias y madrinas. Su estilo único lo logra gracias a saber escuchar y percibir lo que cada novia quiere, para luego trabajarlo sobre las mejores telas, bordados y detalles a mano, que hacen de cada vestido sea una extensión de la personalidad y energía de todas ellas.